Sin categoría

150 palabras: Hormigas (hojas, voz, gesto)

Juntar pedazos de hojas, semillas y ramitas, esa era su vida era su día a día. Pero ella quería algo más. Ser una aventurera quizás. Salir a explorar, ver que hay más allá del jardín. “Eres una obrera”, siempre le decía su madre, ” tu deber es recopilar comida para la colonia” pero ella deseaba algo más.

¿Cómo sería su vida si no fuese una obrera? ¿Si no viviese en una colonia? Ni siquiera podía imaginarlo, porque lo único que conocía era ese hormiguero, ese jardín, esos compañeros.

La voz de su superiora resonó en el jardín, la hizo volver a la realidad. Con un gesto de fastidio se dirigió hacia ella.

– ¡A trabajar, que el invierno se acerca!

Suspiró. Era lindo soñar con otra vida, pero la que tenía no estaba mal. Su trabajo era importante, de él dependía la supervivencia de la colonia. Era momento de ponerse a trabajar.

Dejá una respuesta