Embarazo, Maternidad

Dos son compañía… ¿Tres son multitud?

Hace tiempo que vengo pensando en la posibilidad de un último intento para ver si la deseada nena llega. Hace tiempo, pero siempre lo postergaba por una cosa o por otra. La realidad es que mis niños ya están grandes, y muchas cosas para las que antes me necesitaban ahora las hacen solos. Y yo ya no tengo muchas ganas de volver a los pañales y a las noches sin dormir. Eso y el hecho de haber tenido dos cesáreas, junto con una “sugerencia” en la última de que no volviera a embarazarme, hicieron que lo postergue una y otra vez, hasta el punto de ya casi haber decidido cerrar la fábrica. Pues ya esta primavera cumplo los 35 y, ya saben, a partir de los 35 los embarazos son muy riesgosos.

Pero, como dicen por ahí, uno propone y Dios dispone. O bueno, la realidad es que hace un tiempo había dejado las pastillas y estaba cuidándome de forma natural, de acuerdo a mis fechas y venía bien. Pero con la cuarentena eterna que vivimos en Argentina, perdí la cuenta de los días y de este control que llevaba. ¿Consecuencias?

ecografia 10 semanas

A decir verdad, no voy a caer en esa de que “fue un accidente”, tengo bien en claro que ningún método es 100% eficaz, y mucho menos el llamado método natural. Pero lo cierto es que ocurrió cuando menos pensaba que iba a ocurrir, cuando había menos posibilidades.

Y aquí estoy, 8 años después, de nuevo en la dulce espera, con esta panza increíble para tener apenas 12 semanas y con un malestar que con ninguno de los anteriores he tenido. (Por favor, díganme que eso quiere decir que es niña jajaja)

Aquí la último fotito, rozando las 13 semanas.

ecografía 13 semanas

Dejá una respuesta